Intereses abusivos de créditos

Reclamar los intereses abusivos de los créditos rápidos o de las deudas generadas por las tarjetas de crédito es la solución, en la mayoría de los casos, para liquidar la deuda. La práctica totalidad de los créditos derivados de tarjetas y préstamos rápidos tienen cláusulas abusivas.

En Asesores Herrera te ayudamos a revisarlos y a iniciar el procedimiento de reclamación que te lleve a cerrar el crédito que tienes contratado y que te está dando problemas.

 

Intereses abusivos de créditos bancarios

 

¿En qué casos puedo reclamar los intereses de los créditos?

Hablamos de 3 tipos de créditos que son los que mayores problemas dan. Son los siguientes:

1. Créditos rápidos: son populares por la intensa publicidad que realizan en televisión. Las cuantías que prestan oscilan entre los 3,000 y los 18,000€. Se caracterizan por exigir muy pocas garantías al cliente. Con que tengas una nómina suele ser suficiente.

2. Tarjetas de Crédito con cuota fija: consiste en pagar una cantidad fija todos los meses. La cuota mínima está calculada para que pagues solo los intereses. De esta forma no consigues amortizar la deuda del dinero prestado en su momento y no terminas nunca de pagar.

3. Tarjetas de Crédito con porcentaje al mes: en ellos pagas un porcentaje del dinero gastado. Al mes siguiente se acumula el gasto correspondiente a ese mes pero vuelves a pagar solo un porcentaje de lo acumulado.

Casi en la totalidad de estos créditos puedes reclamar los intereses abusivos. Y es que si has caído con uno de estos casos lo difícil será que no estés pagando un tipo de interés que se considera usura: en torno al 20-30% de interés ordinario más otras cláusulas como el interés de demora, la comisión por descubierto o seguros vinculados obligatoriamente a la tarjeta.

Como consumidor puedes estar en 2 situaciones:

1. Tengo uno de estos créditos y he incurrido en algún impago.

2. Tengo uno de estos créditos pero he pagado todas las cuotas hasta la fecha.

En ambos casos puedes reclamar los intereses de los créditos con todas las garantías de éxito. De hecho, tanto en la CAV como en el resto del Estado hay multitud de sentencias favorables a los consumidores en estos supuestos. Es decir, hay una jurisprudencia sólida asentada que otorga todas las garantías de éxito al consumidor.

Si además estás al corriente de pago, lo que significa que no has dejado de pagar ninguna cuota de tu tarjeta o préstamo personal, podremos reclamar también las costas del procedimiento.

En caso de que la entidad te haya demandado, o incluso, te hayan embargado cuentas bancarias o nóminas como consecuencia del impago, no te preocupes. En estos casos puedes reclamar igualmente los intereses de los créditos. En estos supuestos no podremos ganar en costas, puesto que existe un impago, pero sí podrás asumir el coste de las costas con el dinero recuperado por los intereses abusivos. Y además te quitarás un peso de encima puesto que cerrarás el préstamo.

El objetivo de la reclamación es que te devuelvan todo el dinero que has pagado en concepto de intereses abusivos y que, con él, puedas zanjar la deuda del préstamo inicial.

 

¿Qué plazo tengo para reclamar las cláusulas abusivas de los créditos?

Los gastos generados por las cláusulas abusivas no prescriben. ¿Significa esto que puedo reclamar siempre que quiera? Sí y no. Puedes reclamar siempre pero no se recomienda iniciar un procedimiento si cerraste un crédito de este tipo hace 10 ó más años.

En estos casos tan antiguos puede haber jueces que consideren un ejercicio desleal de la acción por todo el tiempo transcurrido. Así que, aunque tienes plazo de sobra, te recomendamos que si tienes una tarjeta o un préstamo personal de este tipo lo revises cuanto antes.

Los plazos para cobrar el dinero pagado y que corresponde a los intereses de los créditos, una vez ganado el procedimiento, suelen oscilar entre los 20 días y los dos meses.

 

¿Cómo pagar la deuda cuanto antes? 

La forma más rápida de cerrar una tarjeta o préstamo de este tipo y olvidarte del problema es iniciar la reclamación. Con el dinero que recuperemos podrás pagar la cantidad que debes del préstamo y acabar con el problema.

Es frecuente que una mala decisión puntual te lleve persiguiendo un tiempo. Desde Asesores Herrera te recomendamos revisar cuanto antes tu caso y evitar problemas. Así evitarás incurrir en impagos y ver embargadas tus cuentas o tu nómina. Cuanto antes pongas remedio al problema generado por los intereses de créditos, antes podrás respirar con tranquilidad. ¿Empezamos con el procedimiento?

 

Contacto

Oficina Vitoria
 Manuel Iradier 27, Apto. 4 Dcha
    01005 Vitoria-Gasteiz
 945 133 330 / 619 164 152
  vitoria@asesoresherrera.es

Oficina Bilbao
 Alameda San Mamés 40, 3ºInt.Izq
    48010 Bilbao
 944 434 637 / 619 164 152
  bilbao@asesoresherrera.es

pauseplay
/
show/hideshow/hide

¡¡Atención !!. Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Saber más.

  Acepto las cookies de este sitio web
Política de Cookies